¿ CUANTO COBRAMOS ?

¿Atasco de tuberías? Cuánto cobra un fontanero por desatascar tuberías

Las averías se presentan en diversidad de niveles y clases, a lo cual se unen la urgencia y angustia que ocasionan, siendo las relativas a atascos de tuberías las que usualmente se consideran prioritarias.

Al obstruirse los desagües del wc, del lavabo, la ducha o el fregadero, si no puede resolverse el problema por uno mismo, se debe establecer contacto con un fontanero que preste servicio de urgencia y que además sea experto en trabajos de desatascos de estas tuberías.

Estos casos pueden convertirse en una pesadilla y ocasionar situaciones más complicadas a la larga. En algunas oportunidades pueden emplearse productos para eliminar esas obstrucciones, sean comerciales o caseros; pero en otras no queda otra opción y hay que llamar a una empresa o a algún profesional.

Llegar a una situación así llena de angustia, dado que en general se desconoce cuánto puede costar la intervención de este profesional, haciendo muchas veces que tardemos en realizar la llamada que pueda solventar el problema de atasco.

Por ello conviene tener idea de estos costes, así se evita el desconcierto que trae enterarse del precio de estos trabajos cuando se recibe la factura y notemos lo elevada que es esa tarifa. Esta es la razón por la que ahora conocerás esos valores y como extra, los tipos de desatasco que se pueden presentar.

Fontaneros Fuencarral precios

Tipos de desatascos de tuberías

Los precios de los servicios para eliminar atascos dependen del tipo de obstrucción que haya y del sitio donde se presenten. Por eso es importante conocer las tarifas de los fontaneros de acuerdo con esa clasificación.

Por desatasco de tuberías y desagües menores se hace referencia a las obstrucciones leves que no provocan grandes complicaciones en los hogares y que suelen resolverse sin ayuda de maquinarias especiales.

En general se trata de los casos donde se observa un desagüe lento, pero que no manifiesta tener un tapón que impida el paso del agua.

Regularmente en los fregaderos son causados por residuos de alimentos, mientras que en las duchas y lavabos son ocasionados por restos de los derivados empleados o desechados durante el aseo personal.

Una manera de prevenirlos consiste en retirar esos restos alimenticios cuando se limpien los utensilios de cocina y colocarlos en el envase de basura y utilizando coladores de fregaderos que recogen esos residuos y facilitan su eliminación adecuada.

Si el problema se ha complicado y el atasco se ha hecho presente, no queda más remedio que comunicarse con los expertos. La situación se presenta cuando el agua se acumula y no puede drenarse por su vía habitual, lo cual puede provocar inundaciones.

Son casos donde debe encontrarse a un fontanero que se movilice hasta la vivienda con el equipo específico que permita solventar el problema.

La tarifa que esto implica incluye el traslado del profesional hasta la dirección aportada, la mano de obra y la maquinaria necesaria, a lo cual debe agregar un coste extra si se trata de trabajos en horarios fuera de los habituales, es decir, nocturno o durante fines de semana.

Hay precios también establecidos para tratar atascos en tuberías y desagües que requieran maquinarias de mayor tamaño.

¿Porque se atascan las tuberías y cómo prevenirlo?

En general, la mayoría de las obstrucciones de las tuberías se concentran en los sifones de cocinas, lavaderos y baños. Ésta es la parte curva de los desagües que se convierte en una especie de trampa que recoge los restos sólidos, que al acumularse ocasionan el atasco.

Suelen contar con registros para facilitar el acceso con ayuda de un destornillador. Cuando no es así, debe desarmarse por completo para ubicar dónde está la obstrucción.

En las cocinas es habitual que se atoren los restos de alimentos, mientras que en los inodoros son producidos por el uso de toallitas y en las bañeras o duchas por la acumulación de cabello y restos de jabón u otros productos de aseo personal.

Por ello debes recordar que el mantenimiento de estas áreas depende del buen uso que se haga de ellas. Debe contarse también con la previsión de efectuar una limpieza periódica de las tuberías. Es una medida que contribuya con la eliminación de olores desagradables y posibilita la fluidez del agua de un modo más rápido.