Nuestro Blog

¿Cómo reparar las averías comunes en la cocina?

Estamos seguros de que cuando pensáis en el trabajo de un fontanero os viene a la mente las reparaciones que estos realizan en los baños de vuestras casas o en las empresas en las que trabajáis, pero no es así. Estos profesionales también pueden arreglar los daños que llegasen a tener vuestros grifos y electrodomésticos, que utilizan agua, de la cocina. En el siguiente artículo os contaremos las averías más comunes con las que podéis encontraros en vuestro recinto de cocina y como podéis repararlas si no contáis con el apoyo de un fontanero experimentado. De todas formas, os recomendamos, si está a vuestro alcance, contratar a estos expertos para que la falla no sea más grave y costosa.

Grifos de cocina, ¿qué gotean?

Una de las averías más comunes que ocurren en la cocina es el goteo de los grifos, para que podáis repararlos es necesario que tengáis un conocimiento leve de fontanería. El motivo más común por el que el grifo puede estar goteando es por el deterioro de las juntas que están en el interior de la pieza principal. El primer paso que tendréis que dar para poder solucionar el problema es detectar el lugar por el que está goteando. Esto se puede dar por el aireador del grifo (por la parte rotatoria del caño o por la junta que se encuentra entre la pieza principal y el lavabo).

Si ya habéis detectado el problema, lo que tenéis que hacer es cambiar las juntas que están en mal estado. Para ello, necesitáis desmontar la zona donde gotea el grifo, quitar la junta, que tendrá un color blanquecino y posiblemente cal incrustada, y montar la pieza nueva en el sitio. Si no habéis comprado la junta, podéis ir a una ferretería con la pieza para que os den la misma y podáis comprarla. Si ya habéis realizado este proceso y la avería continúa os recomendamos mirar otras partes del grifo para ver de dónde más proviene el goteo.

Obstrucción en el filtro del grifo

Este es otro de los inconvenientes más comunes y sencillos que podéis reparar. Podréis saber si el filtro se encuentra atascado, si al abrir el caudal del agua tenéis la sensación de que ésta lleva agua en su interior o si veis que no hay ningún caño limpio hacia abajo, sino que se separa en diferentes direcciones. Es muy habitual que se obstruya el filtro del aireador.

Su reparación es económica. Lo único que tendréis que hacer es retirar la pieza sujeta al grifo. De acuerdo con vuestro modelo podréis necesitar de alguna herramienta para desenroscarla adecuadamente. Cuando lo hayáis hecho tendréis que limpiar el caño con un paño húmedo de microfibras, así evitaréis que queden residuos en la zona. Os recomendamos intentar limpiar la pieza con un antical, dejándola en un vaso con el producto por un período de tiempo. Si veis que la pieza está muy dañada, podéis cambiarla. Esto solo es necesario cuando el filtro está atascado con mucha cal.

El fregadero se atascó, ¿qué hago?

Es muy normal que cuando fregáis los trastes muchos residuos queden en la tubería y, que luego de un tiempo, muchos de estos restos de alimentos queden incrustados, logrando atascar el lavadero. En estos casos, probablemente el sifón de la cocina se haya atascado. Si no es así, y el problema es mucho mayor, puede ser el bajante principal.

Si vuestro caso es que el sifón está obstruido, su reparación es sencilla. Solo tenéis que revisar debajo del fregadero. Aquí podéis encontraros con dos tipos de sifones: el que podéis desmontar y el que está fijo. En el primer caso, solo tendréis que extraer la pieza y comprobar lo que ha generado el problema. Luego tendréis que limpiar bien la pieza, dejándola sin ningún tipo de residuo, y después volveréis a colocarla en el lugar correspondiente. Deberéis comprobar si no hay fugas y si el problema ha sido resuelto. En la segunda ocasión, si el sifón no puede desmontarse, lo mejor para vosotros será quitarlo y cambiar la pieza por otra nueva. De esta forma, podéis pedir en la tienda que os den una desmontable para que, con futuros inconvenientes, podáis evitar gastar dinero en una pieza otra vez.

Si habéis realizado los pasos anteriores y el inconveniente persiste, es probable que el problema esté en el bajante. Su reparación es mucho más compleja. Debéis intentar desatascar usando productos químicos que venden en supermercados. Si no funciona, tendréis que llamar al fontanero para que pueda arreglar el inconveniente antes de que la avería se agrave más.

¿Cómo mantener la cocina para evitar averías?

Estos problemas podrían ser evitados si a la cocina se le diese el mantenimiento adecuado. Para evitar los atascos, cuando freguéis, os recomendamos taponar por completo la salida de agua así podéis sustraer los residuos de los alimentos que caen al fregadero y botarlos a la basura. También podéis comprar una rejilla con pequeños orificios, para que el caudal del agua pueda llevarse los residuos si entran en la tubería. En caso de que vuestro grifo se atasque seguido a causa de la cal, os recomendamos que hagáis una prueba de dureza con el agua, así podréis saber si hay mucho material en la tubería. Si esto ocurre, tendréis que instalar un descalcificador. Como estos son temas que conocen más los expertos, os recomendamos que busquéis asesoramiento con los fontaneros. Ellos sabrán cómo ayudaros.

Evitar obstrucciones en vuestras tuberías con estas recomendaciones

Las obstrucciones de vuestras cañerías es un problema más frecuente de lo que pensáis, por ser frecuentes, causan un mayor número de problemas, lo que se traduce en dolores de cabeza para vosotros, un mal funcionamiento de las mismas pueden acarrear serios inconvenientes en vuestra vivienda.

Fontanero Fuencarral os aconseja tomar un conjunto de acciones por si tenéis un inconveniente de cañerías tapadas, estos consejos erradicarán vuestra obstrucción por vuestra propia cuenta, así os ahorraréis dinero al no tener que llamar a algún fontanero profesional. El lugar más frecuente en donde se producen obstrucciones es en el lavaplatos de vuestra cocina.

Recomendaciones para destapar vuestras tuberías

Como opción primaria y principal, os recomendamos que vertáis agua hirviendo por el drenaje del lavaplatos, ya que el agua hirviendo va a permitir que algunos restos sólidos como las grasas acumuladas en vuestras cañerías se vayan sin oponer mucha resistencia. Si esto no soluciona vuestro problema, puede ser debido a que hay objetos de consideración atrapados dentro de vuestra cañería como los residuos de alimentos, lo que tenéis que hacer en este caso es echar mano de un alambre en forma de “U”, meterlo por el drenaje y tratar de quitar estos restos sólidos.

Una recomendación simple, pero práctica y muy efectiva es que uséis primero un destapa cañerías de hule, con la presión hará un efecto de vacío que podrán sacar los restos de lo que haya en las cañerías tapándolas.

Si vuestro problema se ha solucionado, no está de más aplicar esta recomendación hecha en casa para que vuestras cañerías se mantengan limpias y libres de atascos futuros. Debéis echar periódicamente, tal vez una o dos veces al mes echad en la boca del drenaje un poco de bicarbonato de sodio, acto seguido verted media taza de vinagre, va a hacer efervescencia y tendréis que dejarle actuar por espacio de 10 minutos, después echad agua hirviendo y así vais a lograr mantener limpias vuestras tuberías, además podréis erradicar malos olores provenientes de las obstrucciones de las cañerías.

 

Os debe quedar terminantemente prohibido verter aceite comestible usado por el drenaje de vuestro lavaplatos, además de ser muy perjudicial para el ambiente, el aceite no se mezcla con el agua, por lo que al cabo de cierto tiempo éste va a quedar adherido a las paredes de las cañerías, y cuando se solidifique va a causar obstrucciones en las mismos, lo mejor es depositar los aceites en envases y llevarlos a los lugares donde los reciben para procesarlos mejor.

Es imperativo que después de la comida, arrojéis los restos de la misma en el bote de basura, no dejéis que los residuos de los alimentos vayan al lavaplatos, ya que de seguro se irán por el drenaje y a la larga van a causar una obstrucción considerable.

Recomendaciones para mantener limpia la ducha y la bañera

Los pelos y restos de jabón en pasta son dos factores comunes que obstruyen vuestras cañerías, por lo que os vamos a recomendar que cada vez que os bañéis recolectad los pelos y los restos de jabón en pasta y los echéis en el bote de los desperdicios, os pedimos encarecidamente que no echéis nada de esto en el retrete, en el retrete solo podéis echar el papel sanitario y en cantidades moderadas, en pocas palabras, no echéis nada de nada por el retrete a no ser que sea única y exclusivamente el papel sanitario, otros tipos de papel no son biodegradables y acabarán obstruyendo vuestro inodoro.

Otra recomendación totalmente lógica y que se supone que ya sabréis es que nunca echéis por los drenajes ningún producto químico, ni mucho menos pinturas.

Las canales que están por fuera de casa también pueden taparse por la acción de hojas secas, tierra, entre otras cosas, limpiadlo una vez por semana y cada vez que llueva. Así os ahorraréis muchas molestias y evitaréis obstrucciones. Si los problemas continúan atacando vuestras tuberías, es probable que ya estén viejas y deterioradas, por lo que tendréis que llamar a los profesionales quienes os ayudarán a reemplazar los tramos defectuosos por unos nuevos.

Evita Que Tus Tuberías Se Congelen

Evita los problemas y molestias que generan las cañerías congeladas. Resulta un problema común en ciudades frías en la época de invierno que por las temperaturas el agua de las tuberías se congele. La presión del agua puede arruinar las tuberías de tu casa, siendo estas de plástico o de metal.

Las más propensa a la congelación y por lo tanto, a los daños son las que están ubicadas en exteriores. El interior de la casa sufre menos estos males por el sistema de calefacción de tu hogar.

Antes de que empiece la temporada fría, toma las siguientes medidas que ofrecen los fontaneros zona Fuencarral y prevén mucho de las consecuencias de este:

  • Las mangueras del jardín deben ser retiradas y escurridas. Recuerda cerrar la válvula que da agua a estas mangueras.
  • Cuidado con las tuberías que estén dentro de casa, pero en sitios que no tienen calefacción como el sótano o garaje. Tienes que aislar estas sean de agua fría o de agua caliente. Y deja las puestas de estas estancias cerradas.
  • Recibe una ayudadita. Hay productos con excelentes resultados que son muy eficientes a la hora de aislar las tuberías, ejemplo de ellas son las cintas térmicas que previene que las tuberías sean expuestas a las bajas temperaturas de forma directa. Un buen ayudante de muy bajo costo puede ser el papel periódico que al recubrir los tubos visibles puede dar un poco de protección para el invierno.
  • Vacía tu piscina y cuida de no usar anticongelantes, es dañino para el medio ambiente y para las personas también.
  • Para permitir la circulación y de este modo evitar la congelación, mantén las tuberías de los exteriores con un leve goteo.
  • Para evitar daños también debes pagar un poco más, habrá mayor consumo pero si mantienes el termostato con una temperatura constante las 24 horas el agua en las tuberías no se verán afectadas por el frío.
  • Si tus tuberías de exteriores te están dando mucho problema, es bueno considerar la ayuda de un profesional para cambio a unas que se adhieran más a tus necesidades y temperatura de tu localidad.
  • Agrega aislantes para las paredes de lugares como el sotano.

Si las tuberías ya están congeladas

No te preocupes, para todo hay solución.

  • Si al abrir la llave sólo caen unas pequeñas gotas, tienes que dejarla abierta para que el agua circule y vaya derritiendo a la causante de que no salga un amplio chorro de agua.
  • Ayúdate con el secador de cabello o mantas con agua tibia y ponlas sobre las tuberías afectadas, eso sí nunca uses dispositivos que apliquen fuego.
  • Si no puedes solucionar el problema o localizar el foco de este, te vendría bien la ayuda de un técnico, es la hora de llamar al fontanero.

 

5 Trucos Caseros Que Te Ayudará A Desatascar Las Tuberías

El hecho de que una de las tuberías se haya atascado, suele ser realmente fastidioso por el hecho de que quedas en la obligación de solucionarlo; sin embargo, lo mejor será siempre buscar una solución al problema ya que si se deja pasar, puede llegar agravarse y es peor. En este sentido, en fontaneria Fuencarral te presentamos a continuación, cinco trucos caseros que te estarán facilitando el trabajo.

1.      Vinagre y sal

Colocas primeramente a hervir un poco de agua y un poco de sal. Junto a esto, coloca un vaso apartado que contenga bicarbonato o levadura química y, otro de vinagre. Una vez tengas todo esto, debes verter en primera instancia el vinagre en la zona tascada. Después de 15 a 20 minutos de haber comenzado los efectos, colocar el agua hirviendo por el fregadero, permitiendo la eliminación del sucio. Este proceso lo podrás probar si abres el grifo.

2.      Dobla un alambre

El alambre que llegues a doblar de manera que quede en forma de “U”, éste podrás utilizar como otra de las técnicas alternativas para desatascar las tuberías. Al utilizar esta técnica podrás ir removiendo los detalles de la suciedad que se encuentran por los bordes, permitiendo su liberación.

3.      Usa la sosa caustica

Este es otro truco que dará buenos resultados; la sosa caustica destruye cualquier suciedad que se encuentre en las tuberías, liberándolas y permitiendo el libre paso del agua.

4.      Desatascador

Después de implementar cualquiera de las técnicas antes mencionadas, siempre es conveniente apoyarse de una presión extra. Utiliza el desatascador para desaparecer cualquier suciedad y darle un mejor efecto.

5.      Pendiente con el sifón

Para eliminar la suciedad y residuos que pudieran atascar el sifón que se encuentra en el desagüe, es imprescindible que se limpie; la manera de hacerlo es colocando un cubo debajo de éste. Luego, desenroscarlo con mucho cuidado teniendo previamente cerrado el grifo. Una vez que haya caído el agua acumulada en la tubería, pasar a limpiar y nuevamente enroscarlo para dar por culminado el proceso.